HOME COLUMNISTAS PRINCIPALES CIENCIA CULTURA HISTORIA MUSICA DEPORTES SEXO
 
CIENCIA
<< Regresar al listado de temas
La mecánica de Newton es perfecta a bajas velocidades, pero no se puede utilizar en todo el universo
Por: Eduardo Pineda Villanueva
2014

Afirma el Dr. José Luis Carrillo: Existen sistemas en la naturaleza que la física clásica no ha abordado, desde épocas de Newton la física ha trabajado a través del pensamiento lineal, es decir un mecanismo de causa-efecto en igual proporción, la naturaleza ha sido fragmentada en lo abstracto hasta el tope del reduccionismo, se han estudiado los fragmentos por separado, “en condiciones controladas” aislando variables y manteniendo la “línea” pero, ¿Qué ocurre en la naturaleza? ¿Así funciona el universo allá “afuera” de nuestros laboratorios e institutos? O más bien en la naturaleza los fragmentos no existen y el “todo” funciona al unísono, no como una línea sino como una red; difícil de encontrar centros, inicios, orígenes, vemos los efectos, no siempre las causas, una causa pequeña provocando un gran efecto o viceversa, no el orden y la predicción a toda costa,  sino el caos y lo no predecible, en la naturaleza las cosas no son como quisiéramos, no son cómodas de estudiar, la naturaleza no ofrece siempre una zona de confort a los investigadores, en la naturaleza las cosas son y punto.

Cuando abordamos un sistema complejo vemos que las propiedades que adquieren los sistemas son distintas a las propiedades intrínsecas a los elementos del sistema; vemos que el todo no es la suma de las partes, el todo es más que la suma de la partes. En la física encontramos una gama enorme de sistemas complejos, por ejemplo la materia condensada y los sistemas mesoscópicos ahora llamados nanométricos.

En el Instituto de Física de la BUAP (IFUAP) trabaja el Dr. José Luis Carrillo Estrada, físico de formación, maestro y doctor en ciencias dedicado al estudio de los sistemas mesoscópicos y (en sus propias palabras) otros sistemas menos ortodoxos que escapan del campo estricto de la física (ecología, economía, etc).

Él nos recibió con gran amabilidad en su oficina dentro del instituto y nos platicó un poco acerca de los sistemas complejos, los sistemas nanométricos, la historia de este centro de investigación de vanguardia y nos compartió su postura acerca de la ciencia en México, el presente y el futuro de esta disciplina que peligra si no hacemos algo al respecto.

Pero ¿Qué es un sistema mesoscópico o nanométrico? Tiene que ver con sistemas a escala cuántica, puntos y anillos cuánticos, aquello que no es perceptible a nuestros sentidos debido a su proporción y tamaño, lo micro, lo muy pequeño, lo que ocurre dentro del átomo, las interacciones que están ahí pero que no vemos. De acuerdo con las palabras del Dr. Carrillo la nanociencia tiene muchas posibilidades de aplicación, en la informática, la medicina, la ingeniería o la ciencia de materiales.

Por ejemplo, la dispersión magnetoreológica puede utilizarse en terapias térmicas para combatir el cáncer, en el que se utilizan partículas magnéticas pequeñas que se inyectan en la región afectada y se exponen a cierta radiación electro magnética haciendo que, mediante vibración aumente la temperatura solo de forma local, impidiendo así el crecimiento de células tumorales.

Otro ejemplo de aplicación en esta área es la computación cuántica que estudia la forma de aumentar la cantidad y procesamiento de información a partir de materiales mesoscópicos; “Per el estudio de sistemas complejos puede aplicarse también al estudio de problemas sociales, ecosistémicos, etc” –Afirmo el investigador–

Estar de frente a científicos de esta talla es una buena oportunidad para que, al conocer el camino académico recorrido, otros hombres y mujeres quizá muy jóvenes aún encuentren inspiración por estudiar la realidad desde el enfoque científico, por ello le preguntamos al Dr. ¿Cuál es su formación dentro de las disciplinas científicas? 

“Estudié la licenciatura en física en la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la BUAP, posteriormente realice la maestría y el doctorado en la UNAM, concluyendo la tesis de doctorado en el  centro internacional de Física Teórica en Trieste al norte de Italia; realicé también una estancia posdoctoral en el laboratorio del departamento de energía de Estados Unidos en Iowa”  –Compartió con orgullo el científico–

¿Cómo fue su llegada a la BUAP como docente e investigador? “Comencé en 1973 dando clases en la preparatoria Benito Juárez cuando aún era estudiante de la licenciatura en física en tercer semestre, luego al estudiar el doctorado en el extranjero me enfrente al problema de la recesión de becas por parte de CONACyT debido a una crisis económica en México, estando en esos meses de crisis dos personas que habían sido mis profesores me fueron a ver y me invitaron a regresar a México particularmente a la BUAP, decidí entonces trabajar aquí en esta universidad mientras la crisis de las becas se solucionaba y finalmente me quedé, en lo que hoy es el IFUAP” –Nos platicó el profesor–

El Dr. Carrillo al igual que el total de investigadores del IFUAP cuentan con el doctorado y son miembros del SNI, son entonces científicos consagrados a la generación del conocimiento, pero, también son profesores, forman a los nuevos científicos, la investigación no se desliga de la docencia, prueba de ello son los 41 años en los que José Luis Carrillo ha dado clases; ¿Será que el hombre y mujer de ciencia necesitan compartir sus conocimientos? ¿Será una responsabilidad del que sabe hacer que otros sepan? ¿Es un gusto, una vocación? Al respecto el Dr. en Ciencias nos comentó:

“Yo creo que si es una necesidad personal, y lo es también social, pues el Estado invierte en la formación de un científico; es muy interesante la docencia en dos sentidos, la formación casi personal de un investigador al dirigir una tesis y la formación en lo colectivo al estar frente a grupo.

La docencia debe ser muy dinámica, la docencia enriquece al científico, por ejemplo, ahora entre otras cosas estoy dando el curso de mecánica a alumnos muy jóvenes del tercer curso de la licenciatura en electrónica y es muy interesante ver el interés y entusiasmo de los estudiantes pero al mismo tiempo veo que al estar tan al alcance de la información (mediante las tabletas, computadoras, internet, etc) les falta reflexión e integración con otros conceptos para que las neuronas desarrollen redes y el conocimiento sea asentado, no nos debemos volver pragmáticos ni superficiales, de lo contrario nos volvemos muy dogmáticos, no cuestionamos, no dudamos”.

Al escuchar estas sentencias del profesor no pudimos dejar de volver al inicio de nuestra conversación, pues el estudio de los sistemas complejos de varias formas trabaja a partir de la duda, de cuestionar lo establecido, de ir fuera del dogma, de preguntarse por qué, de plantearse otras posibilidades no escritas, no estudiadas, quizá, no pensadas.

Pero no nos queríamos ir sin preguntarle al miembro del Sistema Nacional de Investigadores ¿Cómo vislumbra el futuro inmediato y en el mediano plazo de la ciencia en México? Él hizo una pausa larga, suspiró, hizo otra pausa y después dijo:

“Las decisiones más importantes de este país las toman personas profundamente ignorantes y profundamente corruptas y eso no puede posibilitar un buen desarrollo, así, breve, para contestar su pregunta” “Pero ver un panorama no muy alentador y muy peligroso, de alguna manera nos genera una responsabilidad muy grande, no se vale quedarse callado, hay que decir algo y trabajar” “También quisiera ser optimista, por ejemplo en el rubro del estudio de los sistemas complejos en el país está creciendo el interés, hay científicos que se dan cuenta que se puede hacer algo más, salir de lo estricto; por ejemplo, ahora una alumna acaba de desarrollar modelos que describen la dinámica de poblaciones ecológicas, estudió fluctuaciones ocasionadas por el ambiente, este es un ejemplo de alguien que ha salido del paradigma, un físico haciendo ecología o abordando problemas económicos”

El científico hizo énfasis también en la necesidad de formar institutos interdisciplinarios que aborden problemas reales, no solo siguiendo modas, hay que ser realistas y enfocarse hacia ciertos nichos donde realmente pueda haber una incidencia.

Sin duda alguna hemos aprendido mucho de esta plática, hemos reflexionado, quizá nos hemos enojado un poco al hacernos consientes o recordar nuestra realidad, pero también estamos seguros que solo partiendo del conocimiento y la certeza podremos incidir en nuestra sociedad de forma positiva, trabajar por el desarrollo de nuestros pueblos y abonar al crecimiento en materia de ciencia y tecnología; en definitiva continuar por el camino de la duda, de la reflexión y la reestructuración de la forma en la cual abordamos todos los días nuestra realidad. Hasta la próxima, nos leeremos pronto…

eduardopinedav@ymail.com

ladudametodicamx@gmail.com

Te invitamos a leer cada lunes la columna sobre el trabajo de los científicos, humanistas y divulgadores del conocimiento en nuestra universidad.

Puedes escuchar la conversación completa dividida en cuatro bloques a través de las siguientes ligas en internet:

PRIMERA PARTE    http://youtu.be/zdZMhh8XyME

SEGUNDA PARTE   http://youtu.be/ZcUaTxZY0t8

TERCERA PARTE     http://youtu.be/j57fCAwMiXI

CUARTA PARTE      http://youtu.be/HvIQhrh552A

  << Regresar al listado de temas
 
 
Soy Xochimilco: Salvemos Xochimilco
Por: Dosis Verdes .
2017
La Re-evolución Biotecnológica
Por: Universidad Tecnológica de Huejotzingo .
2016
El 13, el azahar y la ortografía (Dra. Ma. del Rayo Guevara)
Por: Universidad Politécnica Metropolitana de Puebla.
2015
Aristóteles y su influencia en la Iglesia Medieval
Por: Eduardo Pineda Villanueva.
2015
La Emergencia de la Vida (Ricardo Picén)
Por: Ciencia, Cultura y Biodiversidad.
2014

 Síguenos !!!  Contactanos !!! by Lizard Creative