HOME COLUMNISTAS PRINCIPALES CIENCIA CULTURA HISTORIA MUSICA DEPORTES SEXO
 
MUSICA
<< Regresar al listado de temas
El extravagante rock progresivo italiano y el Balleto Di Bronzo
Por: Oscar Manuel Espinosa Guerrero
2012

 Parte

La primera ocasión que tuve acercamiento con el Balleto Di bronzo, grupo originario de Nápoles, fue a través de un enigmático poster que Luis Diego Peralta tenía en la puerta de su oficina en las antiguas instalaciones de Radio BUAP ubicadas en la 3 Oriente; anunciaba un concierto de la banda en la ciudad de Puebla, de hecho hasta el día de hoy no recordaba el lugar exacto, hasta que Angel Ceregido, coleccionista y conocedor del progresivo italiano accedió a platicar sobre las aportaciones del Balleto al progresivo, además de recordar los momentos que vivió como empresario en la tercera presentación del grupo, en el hotel que se encuentra en la 31 y el boulevard Atlixco en el año 2006.

En mi caso confieso que no tenía un solo disco de progresivo, hasta hace unos 4 años, de hecho ahora que escribo este artículo, recuerdo que el primer grupo que tuve el placer de oír en este género fueron los New Trolls (comandados por Vittorio De Scalzi  ) en la programación nocturna de la ya desaparecida estación Sí FM. Sin lugar a dudas, las dos melodías que marcaron el antes y después en mis gustos musicales son 1º tempo: Allegro del primer Concerto grosso de 1971, enriquecido con la orquesta dirigida por el argentino Luis Enríquez Bacalov y el III tempo: Moderato (Fare you well dove) que pertenece al segundo Concerto grosso publicado en 1976, y que algunos críticos consideran de menor calidad que su antecesor, quizá en gran medida por las diferencias musicales entre Bacalov y los demás músicos de los Trolls.

Para mi gusto el LP Ys de 1972, debe considerarse entre los mejores 10 discos del pop italiano, sin dejar a un lado a la cantidad de excelentes bandas que editaron trabajos del mismo calibre en ésta virtuosa y prolífica era del rock. El disco debut del Balleto llamado "Sirio 2222" de 1970, editado en el sello RCA no tenía nada que ver con progresiones o polifonías; en realidad era una propuesta muy sencilla, ya que se conjuntaban elementos de hard rock, psicodelia y blues que en ciertos momentos vislumbraba la génesis de un Led Zeppelín italiano.  Ahora con las réplicas de vinilo y las remasterizaciones realizadas con las cintas maestras por los japoneses e italianos, podemos escuchar con mayor fidelidad los decibeles de la primera alineación, que estaba conformada por Marco Cecioni en la voz, Michele Cupaiolo en el bajo eléctrico, el fantástico Lino Ajello en la guitarra y el estupendo baterista Giancarlo Stringa. El primer corte "Un posto," tuvo un efecto inmediato en mi interés de seguir coleccionando discos, incluso en mis lejanas pretensiones de tocar la guitarra comencé a buscar las notas para tocar el requinto principal de la canción. El momento clave de esta melodia son los redobles en la bateria de Stringa, que se caracterizaba por ser un músico contundente, rápido y con mucha potencia, acompañado de la siempre desgarradora, rasposa y densa interpretación de Ajello en la guitarra.

Al platicar con Ángel, me di cuenta que el primer aviso de progresivo del Balleto era el último corte de ciencia ficción llamado Missione Sirio 222, que tiene una duración de nueve minutos y que tiene la particularidad de ser el track más elaborado del vinilo, ya que cuenta con arreglos de  clavecín, violín, violoncelo y flauta, además de tener frases increíbles que nos transportan al universo al comenzar la canción: "Una nave espacial se está muriendo, perdida en la inmensidad, hombres solos en el espacio, nadie te ayudará en una carrera rumbo al sol que nunca va a llegar”.

Hay que recordar que en este país, surgieron directores cinematográficos como Mario Bava (Terrore nello spazio- Terror en el espacio de 1965, película que influencio a Ridley Scott para llevar a la pantalla Alien en 1979) y Darío Argento (Suspiria de 1977, cinta que cuenta con la participación de la banda progresiva Goblin) que de alguna forma influenciaron a los músicos de rock en esta época con sus aportaciones a los géneros de terror, ciencia ficción y fantasía.

Quizá la obra Sirio 222 no tiene la calidad de su segundo trabajo, no obstante, si eres coleccionista es un álbum que no debe faltar en tu discografía, ya que está lleno de imaginación y excelentes interpretaciones. Finalmente, este LP cumple con el objetivo de ser el puente inmediato entre el sonido beat italiano de finales de los sesenta hacia la revolución progresiva y sinfónica de los años setenta. Después de la tibia respuesta que recibió el larga duración, la disquera no les renueva el contrato y el Balleto comienza a desintegrarse con la salida de  Cecioni y Cupaiolo, que fueron sustituidos por el genial Gianni Leone (proveniente del grupo Città Frontale, mejor conocido por el álbum  El tor de 1975)  en los teclados y la voz, junto con el excelso bajista Vito Manzari. Lo mejor estaba por llegar…

  << Regresar al listado de temas
 
 
John McLaughlin.
Por: Luis Diego Peralta.
2012
Eric Johnson.
Por: Oscar Manuel Espinosa Guerrero.
2012
Los One Hits Wonders de los 80´s, parte 2.
Por: Martín Santillán .
2012
John "Bonzo" Bonham
Por: Luis Diego Peralta.
2012
Paul para presidente.
Por: Oscar Manuel Espinosa Guerrero.
2012

 Síguenos !!!  Contactanos !!! by Lizard Creative